21 julio 2013

Capítulo 3 - Conceptos básicos - Parte 1

Hasta ahora hemos visto los distintos tipos de cámaras que existen en el mercado, los distintos sensores, los distintos objetivos y accesorios. También hemos visto las principales funciones que tienen nuestras cámaras y os he dejado unos buenos consejos para escoger cual es la cámara que mejor se adapta a nosotros, que lentes serán las apropiadas para cada situación y si merecerá la pena nueva o de segunda mano. Y algo importante que os he comentado es como podemos mantener nuestro equipo limpio y en condiciones Pero todo esto no es nada si no sabemos ver lo principal en fotografía, que es la luz.

Si no sabemos medirla y ver cuales son los factores que influirán a la hora de hacer la fotografía, todo lo anterior no sirve de nada, ya que pondremos nuestra cámara en automático y haremos las fotos fáciles.

Así que os voy a dar una serie de datos relacionados con la luz, y ya os pido perdón porque os tendré que empezar a hablar con un vocabulario mas técnico, o de lo contrario será todo mas complicado

¿Empezamos?





En fotografía se puede dominar la luz que entra en el sensor con el llamado "triángulo de la exposición" En la captura superior podéis ver como se comportará la imagen final dependiendo de los parámetros escogidos entre la apertura, la velocidad y la sensibilidad. (F/T/ISO)

En próximos artículos explicaré mas a fondo lo que es cada cosa pero si os lo voy a comentar ahora por encima para que tengáis una idea.

Los tres parámetros que afectan a la exposición son:
  • Apertura.
  • Velocidad de obturación.
  • Sensibilidad ISO.



La apertura se encarga además de algo llamado profundidad de campo, a mas apertura (f.2, por ejemplo) menos profundidad de campo y a menor apertura (f22) más profundidad de campo.



La velocidad se encarga además de congelar el tiempo, nos permitirá hacer imágenes mas "sedosas" (como la seda en el agua) o congelar una gota de agua en el aire.

La sensibilidad ISO hará que la imagen salga con mas ruido o menos, si es verdad que es necesaria en condiciones de luz escasa si queremos sacar una fotografía con una determinada profundidad de campo y una velocidad determinada.

(En los apartados correspondientes ya os dejaré ejemplos para que veáis como se comporta cada parámetro)


Lo valores que pondremos en nuestra cámara se llaman pasos o stops. Un stop o paso es la diferencia de exposición entre abrir o cerrar el diafragma o exponer mas o menos si lo relacionamos con la obturación o subir y bajar la sensibilidad ISO.

En fotografía analógica lo medíamos como 1/2, es decir, por cada diafragma subido teníamos el doble de luz que el anterior, y de igual manera, por cada diafragma bajado teníamos la mitad de luz.
Esto en la fotografía moderna ya no es así, por la sencilla razón que en las cámaras modernas mas avanzadas nos permite graduar los pasos de luz en 1/2, 1/3 e incluso 1/8.
Personalmente cuanto mas pequeños sean esos pasos, mejor, ya que podremos calcular mejor y de forma mas "fina" la entrada de luz al sensor.

Esto es muy útil conocerlo ya que existe una ley muy básica en fotografía que es la "ley de la reciprocidad"
Muy sencillo, por cada stop de apertura que se baje, se aumenta un stop la velocidad de obturación. Es decir, por cada valor, ya sea apertura o velocidad, que aumentemos, el valor contrario debe bajar. Lo mismo pasa con la sensibilidad ISO, por cada paso que esta suba, la apertura podrá bajar un paso (cerrarse) y la velocidad subir uno.
Estas tres variables van estrechamente cogidas de la mano. Lo normal es que pongamos una sensibilidad ISO acorde a la condición de luz que tengamos, es decir, si es un día soleado pondremos un ISO 100 (o 50 según modelos) y solo ajustaremos la apertura y la velocidad, a medida que perdamos luz, si queremos mantener esos parámetros de velocidad y apertura, tendremos que aumentar el ISO, de lo contrario o tendremos que abrir mas el diafragma o darle mas tiempo de exposición con lo que la imagen final no será la misma, ya que le perderemos profundidad de campo o saldrán objetos en movimiento.
Todo esto está muy bien, pero, ¿cómo sabemos que esa imagen está correctamente expuesta?
Hay tres formas de saber si una imagen está correctamente expuesta.

La primera y mas importante de todas es el fiarnos de nuestros ojos y nuestro gusto, ya que aunque la cámara diga que está sobreexpuesta o subexpuesta, si es así como queremos la imagen, estará perfecta.
Las otras dos son mediante el uso del histograma o del exposímetro.
Si os pasáis por el siguiente artículo de mi blog La Cámara Oscura, podéis ver como funciona el histograma.
Resumiendo, el histograma es una representación en forma de gráfico (lo podremos ver con cada color por separado o con en el caso del ejemplo solo de la luz) que representa que cantidad de información hay en cada parte. Si os fijáis en el ejemplo vemos que está diferenciado en tres partes, negros, grises y blancos (ocuro, centrado, claro)

Si el histograma está a la izquierda diremos que la imagen está subexpuesta,  es decir, estará oscura, si está centrado normal mente tendrá una correcta exposición, y si está a la derecha diremos que está sobreexpuesta, es decir, que tiene mucha luz.

Normalmente todas las cámaras digitales permiten ver el histograma en la fotografía, algunos modelos incluso lo permiten ver en tiempo real.

Para el teléfono móvil hay aplicaciones de fotografía que nos mostrará el histograma en nuestra pantalla mientras hacemos la foto. 

Aplicación para android (ProCapture) donde podemos ver el histograma en tiempo real.


El exposímetro es otro de los elementos que podemos utilizar para comprobar que la imagen está correctamente expuesta.

No todas las cámaras tienen exposímetro pero si tenéis la suerte de tenerlo os daréis cuenta que este funciona "mal" y os explico por que. Todos los sensores de las cámaras digitales (al menos hasta el día de hoy, en el que os escribo este artículo) están calibrados al gris neutro, que quiero decir con esto, que si le hacemos una foto a un folio en blanco, con el exposímetro al centro, si tocar ningún parámetro de la imagen al verla en el ordenador veremos que ese blanco se ha transformado en gris neutro, por lo que tendremos que sobreexponer la imagen de forma digital dos pasos como poco para sacar el blanco.

Si no me creéis haced la prueba, coged un folio en blanco, haced la foto y mirad que pasa.

Para compensar esto lo ideal es sobreexponer un mínimo de dos pasos, (dependiendo si hacemos la imagen en RAW o JPG). Hay marcas como Canon que permiten subir hasta cuatro pasos o un poco mas si hacemos la foto en RAW. De esta forma lograremos una exposición de los blancos totalmente correcta.


La imagen superior es una captura de la pantalla que veremos en una EOS 400D de Canon. En ella nos muestra el tiempo de exposición (o velocidad de obturación), la apertura, la sensibilidad ISO, el programa, el exposímetro, el balance de blancos, la medición de la luz, el modo de enfoque, el modo de disparo, la calidad de la imagen, el punto de enfoque, la activación del control remoto, el nivel de batería y el número de fotos que podemos tomar.

De esta captura quiero que os quedéis con el icono de la medición de la luz, ya que nuestra cámara tendrá como poco tres formas de medir la luz que le llega al sensor y si es algo mas avanzada tendrá las cuatro formas en la que podemos medir la luz.



Si nuestra cámara nos permite variar la forma en la que mide la luz lo hará de las tres formas que pongo en la imagen superior.
  • Medición Matricial o Evaluativa: Sistema que calcula la mejor exposición para una fotografía a partir de una división en 256 partes de la imagen. Al tener en cuenta todas las partes de la imagen para evaluar cuáles son los mejores valores de exposición para esa imagen, suele ser la que mejor se adapta a la mayoría de las situaciones de luz. 
  • Medición Parcial: El sistema de exposición de la cámara se concentra en un punto central de la imagen enfocada para componer que supone alrededor del 3% de la imagen, en función de éste punto, los valores de exposición del resto de la imagen. 
  • Medición Central o Promediada Ponderada al Centro: Sistema de medición de la exposición de la imagen, que utiliza el centro de ésta para ajustar los valores de exposición del contexto. Útil para los retratos.
  • Medición puntual. Este método lo llevan ya cámaras mas avanzadas. Lo que hace la cámara es medir la cantidad de luz que incide en una región muy pequeña del sensor. Coincide aproximadamente con el cuadrado que suele indicar el enfoque en el sensor, pero sólo aproximadamente. Es la que mas control nos dejará, pero es el mas complicado de los tres, por lo que tendremos que tener algo mas de conocimientos de fotografía para usarlo.

¿Cuándo Utilizar cada Método de Medición?

Bueno, pues esa es una muy buena pregunta. En la mayoría de los casos la medición matricial funcionará muy bien.

Cuando lo hará algo peor será en situaciones de fuerte contraluz. En estos casos, entendiendo que no contamos con ninguna fuente de iluminación adicional tal como un flash, tendremos que elegir qué queremos que salga correctamente expuesto, si el fondo o el objeto que tenemos delante. Y es ahí donde la medición puntual y ponderada nos permitirán medir la luz con mayor efectividad.



Otra cosa que tendremos que tener en cuenta es el balance de blancos. En este caso os puedo asegurar que el 99% de las cámaras nos permitirá cambiar este parámetro.

Para que os hagáis una idea de lo que es, nuestros ojos se adaptan automáticamente a las condiciones de luz que hay, pero no es lo mismo con las cámaras, el blanco no es el mismo si está iluminado por el sol, si está nublado, si usamos un flash, etc ... es mas, si realmente sabemos de la materia podemos hacer composiciones realmente buenas usando el balance de blanco y filtros de color en el flash, pero eso es algo para lo que tenéis que practicar mucho.

Y por ese motivo, como el blanco nunca es el mismo,dependiendo del tipo de luz que hay, las cámaras digitales, incluso las aplicaciones para móviles permiten ajustarlo, llevan lo que se llama el balance de blancos.

Algunas cámaras digitales disponen de configuraciones del balance de blancos con valores por defecto que se pueden seleccionar en sus menús. Estas configuraciones de balance de blancos suelen ser las siguientes: 
  • · Interiores o tungsteno: Se ajusta el balance de blancos asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz incandescente (bombillas) o halógena.
  • · Soleado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior con un tiempo soleado o nublado de gran luminosidad.
  • · Nublado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior en condiciones de sombra o de cielo muy cubierto.
  • · Fluorescente: Se ajusta asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz fluorescente.
Estas opciones son mejores que el uso automático, pero todavía tendremos problemas con los términos medios, durante el amanecer o el atardecer, en que la luz del sol debe atravesar una mayor longitud en las capas de la atmósfera que envuelven la tierra. Esto modifica la coloración de la luz, la cual pocas veces notamos ya que nos es demasiado cotidiano. En estos casos es muy útil disponer de un modo de ajuste manual del balance de blancos.
 
Si tenemos un ajuste manual, que nos permita usar un valor de tono o una imagen de un blanco, es el método que mejor resultado nos dará, aunque es el mas "coñazo" de usar ya que cada vez que cambien la luz tendremos que cambiar los valores.
 
Pues realmente esto es lo principal que tendréis que saber de la luz, por su puesto, hay muchas mas cosas, pero no os las voy a contar ahora para no aburriros jejejeje que bastante royo os he dejado hoy.
 
Si queréis profundizar un poco mas sobre la luz os invito a leer el siguiente artículo de mi blog: La Luz, para que conozcáis algunos de sus secretos, y este otro artículo sobre el metamerismo, no, no me miréis con esa cara, ya que es interesante que lo veáis para que podáis responder a la pregunta que igual os ha rondado alguna vez por la cabeza ¿por qué si lo vi rojo, al hacer la foto aparece mas anaranjado?  y no es porque seas daltónico como yo, si no que es por culpa del metamerismo.
 
Y si, lo siento, es mucho royo por hoy, pero esto es necesario para empezar a comprender el por que nos salen así las fotografías. Cuando empecéis a controlar todo esto veréis que es realmente simple, y algo muy importante, que los modos automáticos de la cámara no valen realmente para nada, que lo divertido es el usar los modos creativos o manuales, ya que lograremos sacar la imagen como nosotros realmente queremos.
 
 
Como os he comentado antes el los próximos artículos os profundizaré un poco mas sobre la apertura, la velocidad y el ISO dejándoos unos cuantos ejemplos.
 
 
Y una cosa, un consejo que os dejo, este es gratis ;-), si tenéis la suerte de poder hacer vuestras fotos en RAW (es como un negativo de los antiguos pero en digital) hacedlas, ya que os dejarán un control mucho mejor a la hora de editar vuestras imágenes y casi de olvidaros del balance de blancos ya que lo podréis modificar sin dañar la imagen de forma muy sencilla.
 
Pues nada, espero no haberos aburrido demasiado y veros a todos y todas en el próximo artículo, así que ¡hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario